dimarts, 18 d’octubre de 2011

Article sobre Artijoc a "Empresa y trabajo.coop"


Empresa y trabajo.coop És un diari de les cooperatives de treball que s'edita a tot l'Estat Espanyol. en en Nº 24, del mes d'octubre del 2011 hi podeu trobar un article sobre Artijoc

Compre o alquile juegos cooperativos

REDACCIÓN / BARCELONA
Cada vez hay más personas que saben dónde está Artijoc, la tienda-espacio de juegos cooperativos de Mataró. Sin Hello Kittys ni Gormitis, la cooperativa se concentra en un filón osado para el público infantil: los juegos que fomentan la cooperación. Artijoc atrae un público fiel con la venta y el alquiler de juegos muy bien elegidos, un espacio para familias y un centro de recursos para particulares y escuelas.
Cooperativa Artijoc
Detalle del interior de la tienda de juegos cooperativos Artijoc, en Mataró (Barcelona).
Queda claro que no es una tienda de juguetes tradicional. A cuatro pasos del centro de Mataró, quien viene a Artijoc se encuentra con un espacio amplio y acogedor en una casa modernista con estantes llenos de juguetes de madera y juegos cooperativos. Se trata de juegos ideados para conseguir un objetivo gracias al esfuerzo común de todas las personas que juegan.
En un juego cooperativo el grupo debe funcionar unido para superar el elemento o peligro externo que le amenaza. “Al principio, los niños no lo entienden demasiado. Están acostumbrados a querer ganar o a ser el primero en salir, a elegir color... pero se trata de juegos donde los jugadores trabajan juntos y aprenden a colaborar entre ellos. Es un tipo de juego que convive perfectamente con el juego competitivo más clásico”, explica Mireia Riera, una de las socias fundadoras.

Modalidades de uso dinámico

Creada el 1999 por tres mujeres vinculadas al mundo educativo y de las artes, Artijoc evolucionó por diversas ciudades y locales hasta reunir hoy todo lo que debe tener un lugar especializado en el juego cooperativo. Apasionadas del juego, las socias son capaces de explicar cada uno de los artículos expuestos. Artijoc ha explorado modalidades dinámicas de su espacio. “Queremos que sea también un espacio donde los niños vienen a jugar en familia”, explica Noe García, socia de la cooperativa. Y justo entre la tienda y el patio arbolado, hay un espacio con cocinita, teatro y mesitas para pasar el rato y jugar todo lo que haga falta.
Todos los juegos expuestos están a la venta para particulares y centros educativos, pero también se pueden alquilar. “En este sentido somos un poco como la anti-tienda”, reconoce Mireia. La idea del préstamo de juegos la sacaron de Kometak, en Euskadi, expertos en el juego cooperativo desde 2001. “Las personas socias pueden venir una vez por semana a jugar al local y llevarse un juego a casa”, explica Noe. El servicio de alquiler tiene más de 30 familias socias.
En el local organizan actividades, talleres y cumpleaños. Para los próximos meses Artijoc planea exportar su modelo a otras ciudades siempre con el doble enfoque tienda y espacio de juego que invita pasar tiempo y, sobretodo, a jugar.